9 errores que no debes cometer NUNCA en tu ecommerce.

Hoy en día, el 61% de los consumidores se informan sobre marcas o productos a través de Internet. Cada vez más, las compras online van ganándole terreno al offline. Por eso es tan importante tener a punto tu ecommerce. En este post te contamos los errores más habituales y los que debes evitar si quieres que tu negocio online funcione.
 
1. Lo primero que debemos entender es que la premisa en Internet es la SIMPLICIDAD. La experiencia de compra debe ser satisfactoria y nada complicada. Es por esto que el primer error que podemos cometer con una e-commerce es NO USAR LA TECNOLOGÍA A NUESTRO FAVOR.
 
¿Habéis entrado alguna vez en una web y al no cargarse rápidamente, habéis abortado misión sin pensarlo demasiado? La tecnología debe hacer que el proceso de compra sea más fácil y amigable para el usuario. La programación, el diseño y la comunicación deben guiar al cliente de manera fluida hacia nuestro objetivo: la compra.
 
2. La experiencia de búsqueda debe ser maravillosa. Y aquí viene otro de los errores más comunes: CREAR BARRERAS. ¿Creéis que una persona se sentirá cómoda rellenando formularios interminables para poder comprar, por ejemplo, un mueble? Además, nadie quiere perder tiempo tratando de descifrar dónde y cómo comprar, de lo contrario pensará que hubiese sido más fácil ir a una tienda. ¡El botón de compra siempre debe estar visible!
 
3. Pero que no sea una tienda física no significa que no podamos interactuar. NO “ESCUCHAR” AL CLIENTE es otro grave error. Analizar el comportamiento de compra nos permite predecir qué productos relacionados podemos ofrecerle a nuestro comprador y ampliar nuestras ventas.
 
4. ¡Atención con esto! Nuestra e-commerce no debe parecerse a una web gubernamental. Muchas veces cometemos el error de NO VENDER EMOCIONES. ¿Qué es lo que más os llama la atención cuando entráis a una página web? Como clientes nos encanta sentir que nos hablan, que nos entienden, que saben exactamente lo que estamos buscando y cómo nos sentiremos una vez lo encontremos. Si quieres vender, debes emocionar al cliente con cada click.
 
5. ¿Y cómo dejar que fluyan todas estas emociones? Permitiendo que los clientes hablen de los productos. EVITAR LOS COMENTARIOS nunca es bueno. Los productos que generan interacción con comentarios positivos o hasta negativos, siempre se venden mejor.
 
6. Internet nos ofrece infinidad de canales para comunicarnos, DESCUIDAR LA ATENCIÓN AL CLIENTE es uno de los errores más graves que podemos cometer. Debemos hacerles sentir que somos accesibles, que siempre estaremos allí para brindarles la ayuda que necesite y que detrás de esa página hay un equipo de personas y no solo máquinas.
 
7. ¿NO UTILIZAR REDES SOCIALES? ¡Ni pensarlo! Esta plataforma nos sirve para promocionarnos y crear un puente que capte a posibles compradores y los dirija a nuestra web. ¡Una buena gestión de nuestras redes se traducirá en ventas!
 
8. Sin embargo, muchas veces cometemos la equivocación de NO GENERAR LAZOS CON LOS CLIENTES y desaprovechamos la oportunidad de humanizar nuestra e-commerce. ¿Cómo podemos hacer sentir a nuestros clientes que ellos nos importan? En las redes sociales podemos hablarles, escucharles, conocer lo que les gusta y entender cómo nos ven. Ofrecerles descuentos y premios les hace sentir queridos y nos responderán con su fidelidad.
 
9. Ahora que sabes todo esto y quieres que tu e-commerce realmente funcione, el peor error que puedes cometer es NO CONTAR CON UN EQUIPO PROFESIONAL. ¡Así que empieza a rodearte de las personas correctas y verás resultados antes de lo que imaginas!
 
Si solventando todos estos errores tu ecommerce no te da resultado, ponte en contacto con nosotros, ¡te ayudaremos a rentabilizar la inversión! 

Go to top