¿Cómo crear una buena newsletter?

La creación y envío de una newsletter tiene por principal objetivo que sea recibida y, como consecuencia, leída por los usuarios a los que les mandamos el contenido. Pero a veces, querer no es poder, pues el detector de SPAM del correo nos juega malas pasadas. Y muchas veces, las newsletter, que con tanto cariño son creadas, se van sin piedad a la papelera. Por eso, hoy te damos algunos consejos para que tu News llegue a la querida Bandeja de Entrada de todos los correos y el usuario espere ansioso su llegada ;)
 
1.  El contenido y el asunto.

El contenido tiene que de ser atractivo, que aporte un valor añadido y que contenga un gancho que fomente el click. Para acertar con esta elección es necesario conocer bien al usuario, sus gustos y sus preferencias. Puedes crear distintas listas segmentadas según perfil (género, edad, localización…) y mandar contenidos más personalizados.

El asunto del mensaje es de las partes más importantes. Tiene que ser claro, directo y dar una idea al usuario de lo que se va encontrar cuando abra el correo.
 
2. ¡No quiero ser SPAM!

Como decíamos, para que el correo no se vaya directamente a spam, hay algunas palabras prohibidas que hay que evitar:
 
- En el asunto: no uses palabras como gratis, oferta, gana, descuentos… Tampoco son recomendable caracteres y signos: exclamaciones, €, %… Ni el uso de palabras completas en mayúscula.
- En el contenido: tiene que estar creada en HTML y debe mantener un equilibrio entre imágenes y texto.
-  En el remitente: tiene que quedar claro quién envía el correo. Nuestra marca debe estar presente en el tanto en el contenido como en el remitente. Así el lector identificará fácilmente de dónde viene el mensaje, pudiendo evitar así que quede bloqueado.
 
3. Recuerda que somos una generación móvil
 
El email móvil es el presente. Gran parte de los correos que recibimos los abrimos desde un dispositivo móvil. Asegúrate que el diseño de la newsletter se adapta a estas pantallas antes de enviarla. Lo ideal es un diseño de unos 450-500 píxeles de ancho, botones y enlaces con un área de interacción mínima de 44×44 píxeles, con “call to action” y textos claros y atractivos.
 
4. Condiciones legales

Con la newsletter queremos que aquellas personas que han mostrado interés por nuestra marca reciban noticias que le aporten valor. Pero a veces, el usuario facilita su correo electrónico sin saber que está aceptando el envío de una newsletter a éste. Por eso, debemos introducir un pie legal en el que expliquemos al usuario por qué está recibiendo esta información y también, cómo puede anular la subscripción.
 
5.  Escucha al lector

Si a pesar de estos consejos, los usuarios mandan a spam la newsletter o se dan de baja, debemos escucharlos y saber por qué. Pídeles su opinión creando un buzón en el que puedan darte un feedback de los contenidos que les proporcionas o crea una encuesta si se dan de baja.
 
6. ¿Cada cuánto?
 
Es importante que fijéis la periodicidad de la newsletter: una por semana, una al mes, cada tres meses… Que se mande cada semana, no es sinónimo de calidad. La periodicidad dependerá de la capacidad de la empresa para generar contenido fresco y que aporte valor al usuario.

Eso sí, una vez decidida esta periodicidad, debe mantenerse porque el que ha solicitado recibir la información espera el envío.
 
7.  No sin medir los resultados

No puedes realizar un envío de una newsletter sin saber los resultados que ésta tiene. Es decir: cuántos usuarios la han abierto, cuántos clicks se han hecho, cuánto tiempo de lectura dedican los usuarios… Por eso es importante contar con herramientas de medición como por ejemplo Google Analytics o generar códigos de seguimiento para los enlaces (crear los enlaces de la newsletter con un código UTM que te diga cuántos clicks y conversiones ha tenido, entre otros datos).
 
Estos, que no pocos, son los consejos que te damos para que tu newsletter llegue y se lea por el máximo de los usuarios a los que se la envías. Aplícalos y cuéntanos el resultado ;)
 

Go to top